lunes, 20 de junio de 2016

Se sube la bilirrubina

Hasta mi segunda hija, pensaba que eso de la bilirrubina era sólo parte de una conocida canción de Juan Luis Guerra, pero resulta que no, que sí existe y en los recién nacidos es algo que se presenta con mucha frecuencia. 

Entonces aquí la pregunta de ¿qué es la bilirrubina?, La bilirrubina es una sustancia amarilla que el cuerpo produce cuando reemplaza los glóbulos rojos viejos. El hígado ayuda a descomponer la sustancia de manera que pueda eliminarse del cuerpo en las heces.

En el caso de los bebés, un nivel alto de bilirrubina provoca que la piel y los ojos del bebé luzcan amarillos. A esto se le conoce como ictericia. La ictericia aparece cuando la bilirrubina se acumula en la sangre porque el hígado de los recién nacidos no es capaz de descomponerla y eliminarla con la suficiente rapidez. Esto puede deberse a diversos motivos, como:
  • Los recién nacidos fabrican más bilirrubina que los adultos porque renuevan más a menudo los glóbulos rojos. 
  • El hígado de los recién nacidos todavía se está desarrollando y esa inmadurez no les permite eliminar la cantidad adecuada de bilirrubina de la sangre. 
  • Los intestinos en los recién nacidos reabsorben una cantidad demasiado elevada de bilirrubina antes de eliminarla a través de la las heces.
La mayoría de los recién nacidos tienen algún color amarillento en la piel, a esto se le llama ictericia fisiológica. Con frecuencia es más notoria cuando el bebé tiene de 2 a 4 días y la mayoría de veces no causa problemas, desapareciendo al cabo de 2 semanas. 

Ahora, en gran parte de casos de icterica no se requiere de tratamiento alguno, ya que el bebé empezará a regular por sí solo el exceso de bilirrubina en la sangre; sin embargo, si la ictericia es algo más severa, lo más probable es que se recomiende la fototerapia.

¿De qué trata la fototerapia?, es un tratamiento con una lámpara especial que ayuda al organismo a eliminar el exceso de bilirrubina, alterándola o favoreciendo su eliminación a través del hígado.

Asimismo, en caso de ictericia, se recomienda amamantar más frecuentemente al bebé para ayudarle a eliminar la bilirrubina a través de las heces. Algunas veces, los bebés con ictericia severa pueden estar muy cansados y alimentarse mal. Esto es más o menos lo que le pasó a mi pequeña porque por más que yo trataba de alimentarla, no se despertaba por nada del mundo y cuando ya se prendía del pecho, pues no lactaba lo suficiente...y ¿por qué digo más o menos? Porque también le afectó la anestesia que me colocaron para realizarme la cesárea, por lo que todo eso hizo que mi bebé estuviera como aletargada y no lactara como debía hacerlo.

Finalmente, se debe tomar en cuenta que si bien la lactancia materna es a libre demanda (sin tiempos ni horarios), lo recomendable en un bebé recién nacido es que se alimente entre 8 y 12 veces al día, si el bebé lacta más veces está bien, ya que no hay que olvidar que la leche materna se digiere rápido. Además, se debe considerar que mientras más lacte el bebé, más pronto lo ayudaremos a eliminar la bilirrubina en su sangre.

De hecho cuando le pasó a mi bebé yo no sabía todo lo que les escribo y me asusté, pero buscando información al respecto y con la ayuda de mi pediatra quedé tranquila porque como ven, que el bebé pueda tener un poco alta la bilirrubina es más normal de lo que pensamos, pero siempre hay que analizar cada caso en concreto y estar en contacto con el pediatra para que nos oriente.



2 comentarios:

  1. Toda la razón Susan, si el recien nacido se alimenta con menos frecuencia se corre el riesgo que la bilirrubina aumente.
    Eso le paso a mi bebé,tuvo que internarse por 2 días teniendo sólo 7 días de nacido y fue una sensación horrible dejarlo tan pequeño aun sabiendo que era para su bien.
    Aun recuerdo el momento exacto que la doctora parada frente a mi me decía "Hilda, me lo das" y yo aferrada a él llorando.
    Hay que despertarlos a como de lugar para que se alimenten y evitar estas malas experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente, yo tuve que dejar internada a mi hija y yo regresar a la casa sin ella, fue uno de los momentos más tristes que he podido vivir. Afortunadamente ya quedó eso en el pasado y ahora nuestros peques gozan de buena salud.

      Eliminar