martes, 5 de abril de 2016

Síndrome de Alienación Parental

Creo que nunca les he dicho, pero mis padres se divorciaron hace muchos años; sin embargo, tengo en la mente el recuerdo de cuando se peleaban delante mío preguntándome con quién me quería ir a vivir; tan sólo tenía 4 años, pero lo recuerdo como si hubiera sido ayer.....así de fuerte pueden marcar ciertas vivencias cuando se es un pequeño niño.

En nuestra sociedad es algo común encontrarnos a diario con matrimonios que se terminan, algunos pueden pasar por un proceso amigable de divorcio y otros, pueden convertirse en la dramatización de la película La Guerra de los Roses. Y basado en este último caso, ¿qué pasa cuando además de existir un rencor entre los padres, tratan de que lo que sienten el uno por el otro se vea reflejado en lo hijos?, a ello se le llama Síndrome de Alienación Parental o SAP.

Cuando estudiaba derecho, uno de los cursos que más me gustaba era Derecho de Familia y tocamos varios casos de divorcios, en muchos se podía observar que los hijos sufrían de Síndrome de Alienación Parental y realmente resultaban ser los casos más tristes porque no sólo sufrían ellos sino también el papá 

El Síndrome de Alienación Parental es un conjunto de síntomas, que se produce en los hijos, cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de los niños con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor. En resumen, es cuando un padre pone a su hijo en contra del otro padre. Ahora, también puede darse el caso de que una persona distinta sea quién lo haga como por ejemplo la nueva pareja, uno de los abuelos, un tío, etc. (Fuente: Aguilar Cuenca, José Manuel, S.A.P Síndrome de Alienación Parental –Hijos manipulados por un cónyuge para odiar al otro, Editorial Almuzara, 2da.edición, España 2005, p.21)



Cuando un niño sufre del Síndrome de Alienación Parental, el niño actúa como si se le hubiera lavado el cerebro y desarrolla un odio injustificado hacia el progenitor alienado (o el "padre odiado"). Muchos no saben o no se dan cuenta el gran daño que puede causar en su hijo el referirse de muy mala manera sobre su otro progenitor o las consecuencias de esta acción. Algunas de las consecuencias de manipular a los niños mediante el Síndrome de Alienación Parental, son:

- Trastornos de ansiedad: respiración acelerada, enrojecimiento de la piel, sudoración, elevación del tono de voz, temblores y desbordamiento emocional son algunos de los síntomas del estrés que algunos niños manifiestan en el momento de las visitas con el progenitor rechazado.

-Trastornos en el sueño y en la alimentación: pesadillas, problemas para conciliar o mantener el sueño y trastornos alimenticios derivados de la situación que viven y no saben afrontar los efectos que este síndrome puede causar en los niños.

*Fuente: http://www.guiainfantil.com/1503/sindrome-de-alienacion-parental-en-los-ninos-consecuencias.html

Muchas veces las personas se pueden dejar guiar por la cólera, ira o frustración ante la separación conyugal; sin embargo, no debemos olvidar que son los padres los que se divorcian entre sí y no es el niño quién se divorcia de sus padres. 

La manipulación de los hijos por parte de un cónyuge, o el entorno familiar de éste, con intención de que rechace a su otro progenitor es un tipo de Violencia Psicológica que constituye Maltrato Infantil, lo cual produce una grave perturbación en el niño, ya que se lleva al hijo a odiar y rechazar a un padre que le quiere y al cual necesita.

Finalmente, habiendo escrito todo lo anterior, les pido encarecidamente que siempre piensen en sus hijos, a veces las cosas no salen como uno lo desea y si por cuestiones de la vida nos toca separarnos de la pareja, pues NO USEMOS A NUESTROS HIJOS COMO HERRAMIENTA DE VENGANZA. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario