lunes, 1 de febrero de 2016

La importancia del sueño en los bebés y niños



Hace unos días tuve la oportunidad de ir a un evento organizado por Pampers junto con otras bloggers, en el cual recibimos una charla por parte del doctor José Recoba, a quién tengo la suerte de tener como pediatra de mis pequeñas porque es realmente maravilloso!.

La charla trató sobre la importancia del sueño en los bebés y los niños, y  e pareció realmente interesante porque nos dieron información que de hecho no conocía.

¿Sabían que el sueño es incluso más importante que alimentarse?, al menos yo no sabía eso y ni me lo imaginaba, pero sí, es así, sin comida podemos morir en 1 mes, pero sin dormir apenas en 5 días. El sueño es una necesidad vital.

Durante los 3 primeros meses de vida del bebé, éste duerme entre 16 y 18 horas al día. A partir de los 3 meses, poco a poco el bebé permanecerá más tiempo despierto, interactuando cada vez más con las personas que lo rodean.

Si para un adulto el sueño es sustancial, más lo es para un bebé, ya que durante el sueño el organismo de los niños desarrolla mayor cantidad de la hormona GH u hormona de crecimiento. Así, durante el tiempo de sueño, el bebé madura el sistema nervioso y regula el crecimiento de sus órganos, es por ello que dormir únicamente por la noche no es suficiente y deben tomar siestas durante el día.

La siesta es importante hasta los 4 años de edad porque ayuda al desarrollo del cerebro, por ello es necesario que permitamos que nuestros peques tomen siestas. Hay mamis que tratan de suprimir (me incluyo) o han suprimido las siestas de sus pequeños para que por la noche puedan dormir más temprano y no se queden hasta tarde; sin embargo, el doctor Recoba señala que el hecho de que duerman a determinada hora por la noche no depende de si tomaron o no una siesta durante la tarde, sino de la rutina que les establezcamos, por lo tanto, dejemos que nuestros hijos tomen sus siestas y establezcamos un horario en el que ellos se encuentren en cama listos para dormir.

 
Por otro lado, se debe considerar que los niños que están muy cansados no descansan adecuadamente....esto puede sonar contradictorio, pero es así. Muchos tenemos la creencia de que es mejor cansar al niño para que duerma mejor, pero lo que va a pasar es que ese pequeño será más propenso a pasar una mala noche. 

Rosa Jové señala que los niños que están muy cansados tienen una fase de sueño profundo mucho más profunda y que es en dicha fase en la que se produce los terrores nocturnos, por ello es recomendable que si nuestro pequeño desea hacer una siesta, se le permita. 

Finalmente, debemos tomar en cuenta las horas que necesitan nuestros hijos para dormir en función a la hora en que deberán levantarse, por ejemplo si un niño se tiene que levantar a las 7am, tendrá que descansar al menos 10 horas.

*Cuadro extraído de la página de Amco Tips.
Espero que esta información les haya sido de utilidad ^_^


No hay comentarios:

Publicar un comentario