lunes, 5 de enero de 2015

Criando en Tribu

Cuando oí por primera vez la expresión "Criando en Tribu", la palabra Tribu me pareció extraña, me sonaba a cosa pre histórica y no deja de ser así. En efecto, desde hace muchísimos años atrás, hemos convivido en tribu, en comunidad y hemos compartido muchas experiencias, brindándonos  apoyo mutuamente, etc.

Pero, ¿qué significa criar en tribu?, significa que criamos a nuestros hijos acompañados, que existen otras mamás y papás (incluso abuelos, tíos, etc.) que están ahí para apoyarte, para hacerte saber que no estas sola(o). La tribu es donde acudes para expresarte, para sentir la cohesión con los otros, para encontrar apoyo sentimental, para compartir experiencias y por qué no, para sentirnos más fuertes.




Dice un proverbio africano que "Para criar a un hijo hace falta la tribu entera", pero en esta sociedad actual estamos perdiendo ese concepto de tribu, ya sea porque la familia está lejos o porque los amigos que tenemos no son los ideales para apoyarnos en la crianza con nuestros hijos, por un tema de prejuicios o ideas equivocadas que más que ayudarnos, nos confunden.

Es por eso que la mayoría de los padres no disponemos de dicha tribu y nos podemos sentir solos, sobre todo las madres primerizas que no contamos con una red familiar y social que nos apoye; y sin este sentido de pertenecer a una tribu, pues la crianza se puede volver algo tedioso.

En el caso de la crianza de los hijos, ¿cómo debería ser la tribu?, de acuerdo con la definición de la RAE, una tribu es, entre otras cosas, un "grupo social primitivo de un mismo origen, real o supuesto, cuyos miembros suelen tener en común usos y costumbres". Esta definición es la que mejor encaja si hablamos en términos de educación y crianza porque los miembros de la tribu tienen en común una manera de ser o vivir, lo que sería entonces que todos compartimos una misma filosofía de educación y de crianza, o un mismo "estilo" si así lo quieren llamar. 

En mi caso, yo apoyo y ejerzo la crianza con apego o respetuosa, teniendo como conceptos marcados: el colecho, el porteo, la lactancia, la disciplina positiva, entre otros; y es así que debía conseguir una tribu que estuviera de acuerdo a mi manera de querer criar. Gracias a Dios ahora hay muchos más padres que desean seguir este tipo de crianza, por lo que no fue tan difícil encontrar apoyo en ese sentido. Y eso es justamente lo bonito de tener este blog, el poder conectarme con otras personas que piensen como uno, con las que pueda intercambiar ideas (porque nada es absoluto) y me pueda interrelacionar; una de esas personas fue Nadiana Altuve, quién tiene una hermosa perspectiva sobre la maternidad y la crianza.

Nadiana, o más conocida como La Tata, nos brinda en su casa un espacio en el cual podemos conocer otros papás, conversar libremente, intercambiar opiniones de manera respetada y sobre todo podemos recibir charlas que nos ayudan con la crianza de nuestros hijos. Este mes podemos encontrar unas charlas súper buenas que son dadas por mamás y papás como nosotros que con su experiencia aportan a nuestro conocimiento, además que nos sirve también para desahogarnos y saber que no estamos solos en este hermoso (y caótico) camino de la maternidad y la paternidad.

Aquí les dejo la relación y horarios de los talleres que podemos encontrar (son gratuitos):



Y como estar en Tribu es compartir, pues yo también me animé a dar una charla sobre las pataletas o berrinches que es bastante común en la vida de los padres, sobre todo para los que tenemos hijos de un año a más. Estaré el día jueves 8 de enero a la 6:30pm conversando sobre este tema, contando mi experiencia y dando algunos tips para lograr sobre llevar esos momentos aplicando una disciplina con amor y respeto.

L@s espero!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario