viernes, 18 de julio de 2014

Su Bautizo

El 5 de julo bauticé a mi chinita, fue un día muy esperado para toda la familia. Los preparativos empezaron hace muchos meses atrás porque quería que todo saliera muy lindo. En un principio habíamos pensado en celebrar el bautizo junto con el primer añito, pero de ahí decidimos hacerlos por separado porque me hacía mucho ilusión que tenga una celebración especial en cada ocasión.

Antes de empezar a pensar en los detalles de la celebración, debíamos hacer lo más importante: escoger a los padrinos. Queríamos que los padrinos sean personas que mantuvieran un frecuente contacto con nuestra pequeña y estuvieran presente en su vida, así que escogimos a mi papá como padrino y a la hermana de mi esposo como madrina.
 
Cuando se lo contamos a mi cuñada, se puso muy contenta porque adora a mi chinita; y cuando se lo dijimos a mi papi, él se puso súper feliz ya que nunca antes había sido padrino y porque Aitana es su primera nieta, por él fue que lo que iba a ser una pequeña reunión, se convirtió en una gran celebración jijijijijijiji.
 
El vestido de mi chinita lo trajimos de Estados Unidos; el babero, el calzoncito y la vincha los hizo Evelyn de Accesorios G&C; y, los zapatitos fueron de Cotocoton. Mi ropa fue hecha por Raquel de Raquel Designs, a quien conozco desde hace un tiempo y me encanta como trabaja, inclusive hizo mucha de mi ropa que utilicé estando embarazada. Decidí vestir de pantalón beige con blusa color lila y un blazer azul, y mi esposo utilizó la misma combinación de colores.

Con mi gordita antes de ir a la iglesia.
Fotito de los 3 para el recuerdo!
La ceremonia fue en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús (la que está ubicada en El Derby), fue corta pero muy bonita, felizmente Aitana se portó bien, lo que de hecho era mi preocupación porque últimamente ha estado muy inquieta.  

La madrina recontra feliz

El padrino súper chocho


 Después de la ceremonia, nos fuimos al local donde sería la reunión y pese a que hubieron algunos contratiempos, todo salió bien y lo mejor fue que mi hija estuvo rodeada de las personas que la quieren tanto, yo no podía más con la emoción de verla sonreír y jugar.
 
La temática de la fiesta fue de angelitas y ovejitas, yo misma quería ocuparme de todos los detalles, lo cual fue agotador (y un poco estresante), pero ver las fotos de cómo quedó todo es muy gratificante.
 
Los pompones, abanicos y etiquetas para la personalización de los dulces de la mesa fueron hechos por las maravillosas chicas de Kosmos Handmade. Pensaba hacer el maná, los alfajores y demás bocaditos dulces, pero la semana del bautizo estuve con mil cosas y si no fuera por mi gran amiga Patty no hubieran estado a tiempo, ella los preparó como regalo de bautizo y estuvieron buenazos!!!!. Los cakepops y manzanas bañadas en chocolate los hizo la maravillosa señora Meche de Arte Sin Limite y los exquisitos macarrones fueron de La macarroneria.
 
Como recuerdos entregamos cupcakes en unas lindas cajitas y denarios que fueron bendecidos después de la ceremonia. Las fotos las tomó Romina de Romilove Photography quien tuvo una paciencia increíble e hizo unas hermosas tomas, aún no tengo las fotos oficiales, pero ya las vi ^_^ (las de este post las tomé yo).
 
 
 
Y así fue el bautizo de mi pequeña, que cada vez esta más grande, ya en menos de un mes va a cumplir un año y ando viendo los últimos detalles para ese día, lo que les contaré en otro post.

Besos,



 

2 comentarios:

  1. Gracias Susan por tus palabras, se que fue un dia super especial!!
    besoss

    ResponderEliminar
  2. Felicidades mami, te quedo espectacular todo!!!
    Yo tambien estoy pensando como hacerle el bautizo a Joshua, si juntarlo con su cumple o por separado

    ResponderEliminar