lunes, 26 de mayo de 2014

Nuestro primer viaje!!

El sábado regresé de vacaciones con mi familia, fue nuestro primer viaje con Aitana y la verdad es que a pesar de todo el trabajo que representa viajar con un bebé, el viaje fue maravilloso y me han quedado muy lindos recuerdos.

Nuestro viaje era largo, nos fuímos a Nueva York, el vuelo duraba 7 horas y estaríamos 8 días de viaje, así que tenía que tomar muchas precacuciones respecto a mi bebita.

Antes del viaje tuvimos nuestra consulta con el pediatra, ahí aproveché en hacerle todas las preguntas necesarias para que el viaje sea lo más cómodo posible para mi chinita y estemos debidamente preparados.

Lo primero que le pregunté fue sobre los medicamentos que debía llevarse en caso se presentara algún tema de salud durante nuestro viaje. Consideré necesario tener con nosotros remedios para la diarrea (Floratil), fiebre (Panadol), gripe (Alergical), cólicos (Gaseovet) y vómitos (Gravol). Importante: No se olviden llevar la receta de los medicamentos.

Por supuesto que además de llevar los medicamentos, por un tema de mejor respaldo le adquirimos un seguro de viaje lo que durara nuestra estadía. Creo que es algo que de todas maneras deben hacer, ya que en el extranjero la atención médica es muy cara. Gracias a Dios no tuve que utilizarlo, pero ya saben que es mejor prevenir que lamentar.

Otra cosa que es muy importante de tener en la maleta es el bloqueador, sobre todo si se va a estar mucho tiempo paseando fuera y por supuesto una gorrita, ya sea para proteger a tu bebé del sol o para abrigar su cabecita en caso haga frío. Se supone que en Nueva York estarían en primavera, pero hacía frío y llovió la mayor parte de los días que nos quedamos....también estuvimos en Washington, pero ahí el clima estuvo mejor.

Lo siguiente en mi lista de preguntas para el pediatra era el tema de los oídos, como les dije viajaríamos en avión, así que los cambios de presión del aire durante el despegue y aterrizaje era una preocupación para mí porque lo que menos que quería era que mi chinita sufra de dolor de oídos. El pediatra nos indicó que lo que debía hacerse era hacer que la bebé amamantara o tuviera un chupón (Ojo, funciona igual al darle el biberón)...mi gordita no acepta el chupón así que la opción era que le diera de lactar, pero como el avión partió a las 12:30am, ya se había quedado dormida, así que no pude darle leche, pero a Dios gracias no le afectó el tema de los oídos, lo mismo pasó al regreso.

Otra preocupación era la alimentación de mi chinita ya que la mayor parte del tiempo estaríamos paseando y en el hotel no había facilidades para preparle sus alimentos. El doctor nos indicó que por las circunstancias la solución era darle las papillas ya hechas, Gerber o Heinz. Aquí en Lima fue muy díficil encontrar papillas saladas, buscamos por todas partes y sólo encontramos unas cuantas, pero lo bueno es que al viajar a USA, ahí de todas maneras encontraríamos y vaya que encontramos una gran variedad de alimentos!

Afortunadamente sólo hay una hora de diferencia de Nueva York a Lima, así que no afectó los horarios de alimentación de la gorda y como encontré comida en sachet, fue más sencillo alimentarla en la calle.

Durante el viaje la mayor parte del tiempo mi hijita se portó bien, miraba con mucha atención la calle ya que para ella era un ambiente nuevo. Lo malo fue que como le están saliendo los dientes se fastiadaba por momentos (olvidé pregunatrle al doctor que darle para aliviar un poco esa molestia) y también se aburría de ir en el coche o en el fular, ya que está muy acostumbrada a estar gateando durante el día. 

Les recomiendo que para que sea más cómodo el viaje, es mejor llevar un coche bastón ya que es fácil de transportar al plegarse de manera más rápida que el convencional y ocupa menos espacio, sobre todo si hay que movilizarse en transporte público como fue mi caso ya que usamos con bastante frecuencia el metro.

En el viaje mi fiel aliado fue el Ipad, un día antes mi esposo descargó varios vídeos de Pocoyo (el favorito de Aitana) para que se pueda distraer....ese dibujo es mágico para mi hija, ya que la tranquiliza de manera inmediata jijijijijiji.

Bueno, como les dije al comienzo del post, el viaje fue maravilloso, siento que Aitana creció mucho en el viaje, ya que aprendió varias cosas: ahora sabe hacer "Hola" con la mano, se para solita durante varios segundos, aprendió a comer absorviendo de los sachet de comida y ya sabe tomar líquidos con cañita. 

Realmente me ha sorprendido que haga todas esas cosas en tan pocos días y lo mejor de todo es que siento que durante el viaje nos hemos conectado más porque hemos tenido la oportunidad de pasar muchísimo tiempo juntas. Como saben yo no trabajo, pero igual ando haciendo varias cosas y si bien estoy en casa no siempre puedo estar junto a ella, pero en el viaje si pudimos y eso no lo cambio por nada!

Aquí les dejo algunas fotos de nuestro viaje:












No hay comentarios:

Publicar un comentario