domingo, 29 de diciembre de 2013

Volviendo a ser esposa....

El nombre del blog no es porque simplemente se me ocurrió....es porque verdaderamente me esta costando mantener un equilibrio entre ser madre y esposa. 

Mi bebita tiene casi 5 meses y desde que nació mis días casi han girado entorno a ella, entiendo que es por lo mismo de ser primeriza y la verdad es que trato de que no sea sólo así.

Con mi esposo decidimos que la bebé dormiría en nuestro cuarto, en una cunita a mi lado para poder facilitarme la labor de la lactancia y porque leí (y me recomendaron) sería lo mejor para mi chinita; sin embargo, me hablaron sobre el colecho y es lo que practicamos desde que ella tiene un poquito menos de un mes, por lo que en mi cama somos 3.

Yo soy muy feliz teniendo a mi bebita cerca, pero debo reconocer que ahora que ella esta un poco más grande y empieza hacer calor, la cosa se esta poniendo un poco incómoda....e incluso mi esposo ya empezó a decirme que la gorda se tiene que ir a su cuarto, por lo que creo que ha llegado el momento de mudarla de ambiente. No creía que sería así, pero me es difícil pensar en ya no tener a mi chinita a mi costado; no obstante, no me desagrada del todo la idea porque podré recuperar mi espacio para dormir (duermo casi al filo de la cama) y podré estar más cerca a mi esposo.

Otro de los cambios en mi vida desde que soy madre es que no he podido estar un momento a solas con mi esposo, ya que en los 3 primeros meses de ella, estuve en casa cuidandola y adaptandome a la vida de madre; y luego regresé a trabajar así que al llegar a casa me dedicaba a cuidarla y cuando se dormía, si es que no me dormía con ella, quería tener un tiempo para mí, pero también estaba la "exigencia" de mi esposo de que comparta tiempo con él.

Ahora que mi hijita está un poquito más grande, ya puedo salir con tranquilidad a comer a un restaurante con mi esposo, antes era impensable porque se ponía a llorar mucho y como a la nana ya le tengo algo más de confianza, ya podemos salir un par de horas solos, aunque sea para hacer las compras y hasta hemos pensado en ir al cine....se que quizás suene cómico y exagerado para algunos, pero se también que muchas me entenderán.

Ser madre te cambia la vida y si a veces una no tiene tiempo para sí misma, cómo hacer para encontrar tiempo con tu pareja?. Se que de hecho es importante darse ese tiempo, pero la transición de sólo ser nosotros a tener una personita más en casa se nos esta haciendo algo pesada....y no me mal entiendan, obviamente adoro a mi gordita y no cambiaría por nada el hecho de que este en nuestras vidas, pero en verdad siento que me falta tiempo para hacer las cosas que quiero (esta entrada la estoy escribiendo de madrugada, aprovechando que se me fue el sueño porque mi hijita me ha quitado mi espacio de la cama jajajajajaja) y sobre todo para poder compartir con mi esposo.

Ahora él esta de vacaciones, así que pienso sacarle el jugo al tiempo y al hecho de contar con la nana para poder estar con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario