martes, 12 de noviembre de 2013

Consejos y más consejos

No les has pasado que cuando llega de visita la tía, la prima, la vecina, la abuela o quien sea que sea madre, creen que pueden dar consejos (y a veces imponerte sus ideas) de cómo criar a tu bebé?

Eso es algo que sufro incluso desde cuando estaba embarazada, nunca faltaba el: "que no duerma en tu cama, se va acostumbrar", "no la acostumbres a los brazos", "cuando Periquito era bebé yo lo dejé llorar un par de noches y santo remedio", "no hagas caso lo que dice el pediatra, ellos no saben", en fin, muchas cosas más que estoy segura ustedes las han escuchado hasta el cansancio.

Mi gran batalla sobre este tema es con mi madre (y de alguna manera hasta ahora sigo luchando), y el tema con esto es: cómo le digo de una manera que no se sienta mal que yo veré como hago, que agradezco sus consejos, pero que yo quiero criar a mi hija a mi manera?

Mi chinita cumple 3 meses este 15 y de acuerdo a lo que mi madre me cuenta (es la historia que siempre repite), ella me dio de comer cuando tenía 3 meses....así que cuando le dije que yo esperaría hasta los 6 meses como recomiendan, abrió sus ojos y me dijo que ni a mí ni a mis hermanos nos pasó algo por comer a ese tiempo, que al contario erámos niños sanos y que el pediatra siempre la felicitaba por el desarrollo que teníamos (claro, nunca le dijo que ya nos daba de comer desde antes que él se lo indicara). Nosotros somos 3 hermanos y entiendo que mi madre considere que con nosotros de hecho ya ganó experiencia sobre cómo criar hijos y por ende tiene la maestría necesaria para decirme a mí como criar a la mía, pero yo creo que las madres deben entender (o al menos tratar) de que así como ellas tuvieron la oportunidad de ganar experiencia con sus hijos y de aprender de sus errores, nosotros también tenemos ese mismo derecho porque ahora somos nosotros las madres.

Traté de evitarme discusiones futuras diciéndole durante todo mi embarazo que agradezco los consejos que me pueda dar, pero que por favor no se sienta mal si no aplico todo lo que me dice...como les dije, traté y fue en vano porque en cuanto nació Aitana, comenzó la abalancha de consejos por su parte y muchas veces se ha molestado e incluso se ha resentido si es que no le hago caso. Estoy segura que de este tipo de situaciones todavía me esperan muchas más y entiendo a mi mami porque lo hace, y de corazón le doy las gracias (Te amo mamá!!!!).

Nosotros no nacemos sabiendo como ser padres, ese era uno de mis grandes temores cuando estaba embarazada, pero ahora con el poquito tiempo que llevo como mamá creo que no lo voy haciendo mal y se que me esperan grandes retos en cuanto a criar a mi chinita, se que me voy a equivocar, pero una cosa es segura: jamás haré algo en contra de mi bebita. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario